Archivo | Sintaxis RSS feed for this section

Instinto asesino

14 Abr

Me encanta responder a las cuestiones de mis amigos. Así que, como si esto fuera un consultorio, voy a aclarar esta duda de Naroa:

¿Cómo se utiliza el verbo matar? Se dice matar a alguien pero, ¿si es un animal, como una araña o un perro? 

El problema que se plantea es el uso de la preposición a con el complemento directo. En la web de la academia hay una larga lista con todos los casos. Pero aquí, sólo vamos a centrarnos en que dice sobre los animalejos.
Si el bicho tiene nombre propio, se añadirá la preposición, como en estas oraciones: el desalmado leñador mató a su perro Lagun o el frio mato a Lassie. ¿Y qué pasa con los nombres comunes como perro, gato, mosca, periquito o rinoceronte? Pues depende, básicamente, de la afectividad y se aplica a todos los verbos transitivos, no sólo a matar.

Es muy frecuente el uso de la preposición con los nombres que designan animales domésticos, mientras que los nombres que designan animales no domésticos normalmente no admiten la preposición. 

Si tu gato muere atropellado, lo normal es que digas: “Ese imbécil mató a mi gato”. Pero si ves una araña en la pared, probablemente gritarás: “¡Es hora de matar arañas!”.

Anuncios

Nunca dejes para mañana…

27 Feb

El verbo procrastinar, que está tan de moda en ciertos círculos, esconde una pequeña sorpresa, ¡es transitivo! Bueno, ¿y que?, se preguntará alguno. Pues que se construye con complemento directo, como por ejemplo estoy procrastinando irme a la mierda, que es lo mismo que decir que estamos aplazando ese encantador viaje. En inglés, sin embargo to procrastinate es intransitivo. Pero, ¿lo estamos usando mal en castellano?
Para salir de dudas, les envié otro correo electrónico a mis amigos de la Real Academia, que a estas alturas deben de estar hasta el gorro de mis consultas.

 

Estimados señores:
Leo en el diccionario que el verbo procrastinar es transitivo. Esto significa que se construye con objeto directo, pero ¿es incorrecto utilizarlo como intransitivo? Por ejemplo, la oración llevo toda la mañana procrastinando (con el significado de aplazando mis obligaciones), ¿es incorrecta? Muchas gracias.

 

Tras unos días de amarga espera, he recibido una convincente respuesta (las negritas son mías):

El Diccionario académico recoge el verbo procrastinar como transitivo, con el significado de ‘diferir, aplazar’. El origen de este verbo es latino: procrastinare. De uso escaso en nuestro idioma, parece revitalizado, hoy día, por influjo del inglés (procrastinate).
En cuanto a su consulta concreta, no es necesario que un verbo transitivo vaya acompañado obligatoriamente de un complemento directo.
Se denomina “uso absoluto” al fenómeno por el cual un verbo normalmente transitivo aparece sin la presencia del complemento directo en la oración, porque este se da por consabido.
Por ejemplo:
Comí a las cinco — se sobrentiende que se come algo (Comí [algo] a las cinco)
Contesté a María — se sobrentiende que se contesta algo (Contesté [algo] a María)
En el lenguaje hablado, además, no es extraño elidir elementos que se consideran superfluos para la información requerida, o bien, con el fin de intensificar lo dicho o de dar expresividad al discurso.
En ese sentido, la frase que usted nos plantea entraría dentro de las premisas apuntadas:
Me paso el día procrastinando.
En cuanto a un supuesto uso intransitivo de este verbo, no poseemos documentación suficiente como para hacer un análisis fiable de la cuestión, y dado que no se trata de un uso perteneciente a la lengua general estándar, parece prematuro pronunciarse sobre ello, máxime teniendo en cuenta que, hoy por hoy, no está muy claro el significado intransitivo que dicho verbo presentaría.  

Podemos respirar tranquilos, parece que lo usamos más o menos bien. Sin embargo, quiero puntualizar un par de cosillas: la primera que, aunque me digan que no tienen documentación, conozco a mucha gente que hace un uso prácticamente intransitivo del verbo. Y otra, que no es un sinónimo de vaguear, como creen algunos, sino más bien de aplazar o diferir, al menos, mientras la academia no se pronuncie al respecto.

Por decisión propia

11 Feb

En el último post quedaban en el aire los usos de dimitir. Este verbo no plantea tantas dudas como cesar, pero conviene aclarar algunos aspectos. El significado exacto de dimitir es “renunciar, hacer dejación de algo, como un empleo, una comisión, etc.” Hoy en día, funciona mayoritariamente como intransitivo, aunque aún quedan restos de su antiguo uso transitivo.
Generalmente, se construye con un complemento precedido de la preposición de, como en la oración, el presidente de los superhéroes dimitió de su cargo.
También es correcta, aunque haya caído en desuso, la construcción con el verbo en transitivo: el presidente de los luchadores de sumo suizos dimitió su cargo.
Lo que no se puede hacer es utilizarlo como sinónimo de destituir. Por lo tanto, la oración *la agrupación de domadores de piojos decidió dimitir a su presidente es incorrecta.
Por último, es importante mencionar que dimitido, el participio del verbo, no es el adjetivo que se aplica a la persona que dimite, sino dimisionario.

Al césar lo que es del césar

9 Feb

Cesar es un verbo intransitivo. Siempre. En todas sus acepciones. Esto significa que nadie puede cesar a alguien, como nadie puede nacer a nadie, ni nadie puede morir a nadie. Así de sencillo.
Según los académicos, cesar tiene estas acepciones:

– La primera, dicho de algo, significa “terminarse o dejar de producirse”, como en la lluvia cesó.
– La segunda “dejar de hacer algo”, se construye de una de estas dos formas: cesó de reír o cesó en sus insultos.
– Por último, dicho de una persona, significa “dejar de desempeñar un empleo o cargo”. Por lo tanto, se usa de esta forma “Pedro cesó en su puesto”.

Y, ahí tenemos el asunto peliagudo, porque, en la mayoría de los medios y sobre todo en noticias deportivas, lo usan como sinónimo de expulsar, como si fuera un vulgar transitivo más. Por ejemplo, La Voz de Galicia titula así: El presidente del Unión Cee cesó a Manolín por no retractarse de sus declaraciones. ¡Error! Pero tranquilos, la solución es sencilla. El titular se puede redactar de otras formas:

Manolín ha cesado por no retractarse (esta da la sensación de que ha sido una decisión propia. ¡Otra!).
El presidente ha dado el cese a Manolín (mejor, pero es una construcción un poco extraña ¡Otra!).
El presidente ha destituido a Manolín (¡Perfecta!).
El presidente ha expulsado de su cargo a Manolín (¡Estupenda!).
Nadie te puede cesar, pero, ¿te pueden dimitir? Eso lo dejo para el lunes.

Nota: he dudado mucho si césar va con mayúscula o no. como nombre propio debería, pero como cargo, no. Cómo no he encontrado una respuesta definitiva, he seguido mi instinto.



Paráclito

18 Ene

 

La contestación de mi última pregunta a la RAE no se si me decepciona o me reconforta. Quizá las dos cosas. Estaba consultando el significado de la palabra paráclito cuando me encontré con que su definición era esta:


“Espíritu Santo, enviado para consolador de los fieles”

Al ver la estructura tan extraña de la oración, ¡pensé que había encontrado un error en el diccionario! Acto seguido les envié una consulta:

 

Estimados señores:
He buscado la definición de paráclito y creo que hay una errata en el texto: “Espíritu Santo, enviado para consolador de los fieles”. Debería ser “para consolar” o “como consolador”, ¿no? Espero que les sea de utilidad.

Y, tras unos días, me han contestado. Como siempre, de forma exquisitamente correcta y muy educada, dada la pequeña prepotencia de mi mail (las negritas son mías).

En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:
Cuando la preposición para precede a un complemento que expresa la finalidad de una acción, este complemento suele ser una proposición; esto no significa que sea incorrecta la presencia en su lugar de un sustantivo, como en el caso que usted traía a colación. No obstante, es cierto que este tipo de estructuras nominales se sienten hoy como arcaicas; de hecho, la expresión que causa su extrañeza figuraba ya en la redacción del artículo dedicado a la voz paráclito que ofrece la primera edición académica de 1737.

Es decir, que nada de errores. Así que estoy decepcionada por no poder enorgullecerme del hallazgo, pero también muy aliviada, porque aún podemos confiar en el diccionario. Y menos mal porque, ¿que sería de nosotros si el diccionario estuviera mal? Caos y destrucción.

A %d blogueros les gusta esto: