Archivo | Ortografía RSS feed for this section

A vueltas con las letras

15 Nov

En este segundo post sobre la nueva ortografía, hablaremos de lo referente a las letras y el abecedario. Por una parte, la Academia ha decidido unificar los nombres de las letras, para que se designen de la misma forma en todos los territorios en los que se habla español.

  • La B, que se llama be alta, be larga y be, se denominará be.
  • La V, que se llama be baja, be corta y uve, se denominará uve.
  • La W, que se llama ve doble, doble ve y uve doble, se denominará doble uve.
  • La Z, que se llama zeta, ceta, ceda y zeda, se denominará ceta.
  • La Y, que se llama i griega y ye, se denominará ye.
  • la I no se llama i latina, sino símplemente i.

Según cuentan, la lucha por los nombres de las letras fue tremenda y, de forma más diplomática que rigurosa, entregaron a nuestra i griega a cambio de la uve. Sin embargo, esto no significa que las otras denominaciones sean incorrectas, solo que se ha elegido la oficial.

Por otra parte, hay cambios en el alfabeto. En 1999 se dejaron de consideran letras a la ch y la ll, que pasaron a denominarse dígrafos (signos ortográficos de dos letras), pero se mantuvieron en el alfabeto. Esta nueva edición de la ortografía los elimina del abecedario, que ahora cuenta con un total de 27 letras. De esto hablaba hace tiempo en dos posts, cuyo contenido ha quedado en parte obsoleto: Todo el abecedario y Todo el abecedario II.

Solo, la tilde diacrítica y la ambigüedad

10 Nov

Una de las normas que incluye la Real Academia en su nueva y polémica ortografía es la desaparición de la tilde diacrítica en la palabra solo.

A todos no enseñaron en el colegio que lleva tilde cuando puede ser sustituida por el adverbio solamente. Sin embargo, desde 1959, según publican los medios, la Academia aconseja que ni en este caso ni en el los demostrativos (este, esta, etc.) se utilice el acento gráfico, a no ser que sea una frase ambigua, como en el ya clásico caso del café solo (¿sin leche o sin compañía?).

Pues bien, a partir de ahora, se insta a no usarla en ningún caso, aunque no se considera incorrecto utilizarla, si así se desea, en los escasos casos de ambigüedad.

Esto es así porque, según los académicos, se trata de casos rarísimos y en los que, casi siempre, el contexto aclara el significado. Además, dicen que “estas distinciones no se ajustaban estrictamente a las reglas de la tilde diacrítica (pues en ningún caso se opone una palabra tónica a una átona)”.

Y vosotros, ¿qué opináis?

Comentando la nueva ortografía

9 Nov

La nueva ortografía, que se aprobará el próximo 22 de noviembre, y que sustituye a la de 1999, ha dado muchísimo que hablar en los medios de comunicación.

Según dicen, el “librito” tiene la friolera de 800 páginas y ya que, como afirma la Real Academia en su web, “La nueva Ortografía, sin perder su carácter normativo, intenta hacer explícitas las razones que sustentan las normas y las articula de modo sistemático para que pueda ser considerada una disciplina científica.”

Dicen también que se trata de una ortografía “panhispánica”, que pretende sentar unas normas comunes a todos los hispanohablantes. Es la búsqueda de ese consenso la que, en último término, causa que algunos de los cambios nos choquen tanto.

En los posts de los próximos días, trataré de explicar y comentar estos cambios.

  1. Solo, la tilde diacrítica y la ambigüedad
  2. A vueltas con las letras
  3. Doble acentuación
  4. Tilde de la o entre cifras
  5. Irak, Catar y cuórum
  6. Ex-, anti- y pro-

Lexicografía y los guiones

3 Nov

“Lexicográfico se escribe con guión o sin guión?” @Gulgu

Como suele pasar, para esta pregunta aparentemente tan sencilla, hay una respuesta corta y otra larga. Empiezo por la corta.

Lexicográfico se escribe sin guión, tal y como la recoge la RAE, con el significado de “perteneciente o relativo a la lexicografía”. Es decir, la “técnica de componer léxicos o diccionarios” o la “parte de la lingüística que se ocupa de los principios teóricos en que se basa la composición de diccionarios”.

Y ahora, la larga (o menos corta).

Hay una extenso e interesante artículo sobre el guión en el Panhispánico de Dudas, pero lo mejor será centrarnos en este caso concreto:

Aunque hay flexibilidad en el uso del guión, no se escribe si ambas palabras han perdido su significado individual al fusionarse. Por ejemplo, agridulce, una palabra compuesta que el diccionario define (muy al estilo del Capitán Obvio), así:

Que tiene mezcla de agrio y de dulce.

También desaparece el guión en el caso de que el primero de los adjetivos no sea independiente, sino que funcione como prefijo, acortándose o cambiando de forma:

Si el primer elemento no es ya un adjetivo independiente, sino un elemento compositivo átono que funciona como forma prefija, se une sin guion al segundo elemento: [análisis] morfosintáctico, [nivel] socioeconómico, [movimiento] anarcosindicalista.

Si lo que queremos es aplicar conjuntamente dos adjetivos a un sustantivo y ambos conservan su forma íntegra, probablemente el caso que confundía a Gulgu, se escribe con guión intermedio. Es así, por ejemplo, cuando hablamos de una clase teórico-práctica, o de unos hombres hispano-argentinos.

Como se observa, en este tipo de palabras compuestas, ambas conservan el acento gráfico y sólo el segundo adjetivo concuerda en género y número, mientras que el primero permanece invariable en masculino singular.

En resumen, lexicográfico es una palabra compuesta con un significado propio e incluida en el diccionario. Por lo tanto y, al menos en el contexto en el que lo plantea Gulgu, no lleva guión.

Trasteando

9 Ene

En ocasiones, surge la duda de si una palabra determinada se escribe con el prefijo trans- o con tras-, es decir, con ene o sin ella. Muchas veces ambas son válidas y otras veces sólo una de ellas. El panhispánico de dudas nos da una lista de las palabras que se escriben obligatoriamente sin la n, de las que he marcado en negrita las que me parecen más comunes.

“Trasalcoba, trasaltar, trasandosco, trascocina, trascolar, trasconejarse, trascordarse, trascoro, trascuarto, trasfondo, trashoguero, trashumancia, trashumante, trashumar, trasluz, trasmallo, trasmano, trasminar, trasnochado, trasnochador, trasnochar, trasnombrar, trasoír, traspalar, traspapelar, traspasar, traspaso, traspatio, traspié, trasplantar, trasplante, traspunte, trasquilar, trasquilón, trastejar, trastienda, trastornar, trastorno, trast(r)abillar, trast(r)ocar, trastrueque, trastumbar, trasudación, trasudado, trasudar, trasudor, trasvenarse, trasver, trasverter, trasvolar.”

Sin embargo, en esta lista, que la academia describe incorrectamente como “completa”, faltan palabras, como trasladar y traspaso y la que da título a este post, trastear. En principio, todas las que no se encuentran en la enumeración se pueden escribir de ambas formas. Por lo tanto, son correctas tanto trasporte como transporte, trasalpino como transalpino, traslúcido como translúcido, etc.
Excepcionalmente, las palabras que comienzan por s deben escribirse con el prefijo trans-, como en transexual, transiberiano y, transustanciación. De todas formas, ante la duda, lo mejor es consultar el diccionario cada caso concreto.

Dos puntos y sus complementos

17 Dic

Convencida de que tras un verbo no se pueden escribir dos puntos (al menos en los casos en que lo separe de su complemento) y harta de verlo por todas partes, acudí, como suelo hacer, al diccionario de dudas de la RAE. No tenía más pruebas que la insistencia de una antigua profesora de lengua del colegio y mi intuición. La búsqueda no resolvió mi problema.

La única incorrección de la que se hablaba era esta: “Es incorrecto escribir dos puntos entre una preposición y el sustantivo o sustantivos que esta introduce:
*En la reunión había representantes de: Bélgica, Holanda y Luxemburgo.
*La obra estuvo coordinada por: Antonio Sánchez”.

Era un caso bastante parecido, pero yo seguía empeñada en una respuesta “oficial”. Entonces escribí a la academia y, un par de semanas después, obtuve la esperada confirmación. Este es el correo electrónico que recibí (las negritas son mías):

No es correcto utilizar los dos puntos para separar el verbo de sus complementos (ya sea complemento directo o atributo), por lo que son incorrectos los siguientes enunciados, independientemente de que el complemento sea único o una enumeración:
*Juan tiene: sueño.
*Los grandes temas de la reunión son: este, ese y aquel.
*Mi madre tiene: peras, limones y plátanos.
Si tras los dos puntos no va a aparecer un único elemento sino una amplia enumeración es posible utilizar los dos puntos siempre que se introduzca un elemento anticipador, como puede ser el adjetivo siguiente. Ejemplos:
Los grandes temas de la reunión son los siguientes: este, ese y aquel.
Mi madre tiene estas frutas: peras, limones y plátanos.

[Empleamos el símbolo * para señalar las formas u oraciones incorrectas o poco recomendables desde el punto de vista normativo].

No se puede decir más claro. Yo utilizo también otros elementos anticipadores, como estos dos:
Los temas de la reunión son tres: este, ese y aquel.
Los colores son diversos: amarillos, ocres, azules, etc.

Puntos suspensivos

10 Dic

Como norma general los puntos suspensivos son tres y sólo tres. Hay mucha gente que parece no saberlo y mantiene pulsada la tecla del punto hasta que considera que ha escrito suficientes, como si la cantidad de ellos estuviera relacionada, por ejemplo, con su significado: a más puntos más intriga, deben pensar, más emoción, más suspense.

Y aunque son siempre tres, esta oración es correcta:

Algunas abreviaturas con tilde son pág., cód., admón….

¿Cuatro puntos? Si, cuatro puntos, que resultan de la combinación con otro signo de puntuación. ¿Es entonces el punto de cierre de la oración? No, porque cuando los puntos suspensivos cierran un enunciado no debe añadirse el punto final. Ese misterioso cuarto punto corresponde a la abreviatura como indica la RAE: “Tras los puntos suspensivos sí pueden colocarse otros signos de puntuación, como la coma, el punto y coma y los dos puntos, sin dejar entre ambos signos ningún espacio de separación”.

A %d blogueros les gusta esto: