Archivo | Curiosidades RSS feed for this section

¿Innato o adquirido?

9 May

Anibal Smith pregunta en un comentario:

¿Te puedo proponer una duda? Es sobre “nato” e “innato”. Yo diría que se suelen oir y usar a veces como antónimos, quizá por la “i(n)” inicial [feliz-infeliz, cauto-incauto]… ¿Pero vienen a ser lo mismo no? Y ¿la persona es nata y su cualidad es la que es innata?
Por ejemplo: Iniesta es un jugador de fútbol nato, y su manera de regatear es innata.
Ahí, ambas palabras se refieren a que es algo suyo propio, de nacimiento, intrínseco, ¿no?

Una rápida búsqueda en el diccionario aclara que ambas palabras tienen prácticamente el mismo significado.

Nato: “Se dice de las aptitudes, cualidades y defectos connaturales”.
Innato: “Connatural y como nacido con la misma persona”.

Para entender cual es el misterio de estas dos palabras, que podrían parecen antónimas y sin embargo no lo son, lo mejor es ver otro caso parecido: inflamar.
El prefijo in– suele indicar negación, como en incondicional, inapetente o insólito. Sin embargo, en algunas palabras puede tener otro significado de origen latino: en
Inflamable e innato son buenos ejemplos. Inflamable vendría a significar “en llama” (“in flamma”). Innato tres cuartos de los mismo, proviene del latín innātus, el participio pasado de innasci (“nacer en” o “en el nacimiento”). Invicto seguramente es una palabra con etimología similar que equivaldrá a “en la victoria”.

Actualización: como dice Laura en los comentarios, invicto significa “Nunca vencido, siempre victorioso” y no “en la victoria”.  ¡Gracias por la corrección!

Batiendo, ¿récords?

12 Abr

Un amable lector, jugones55, me ha dejado este comentario en el post Batiendo récords, que escribí hace ya un año.

…totalmente de acuerdo, si nos ponemos un poco detallistas, la palabra correcta es hito. Sin embargo, querría realizar un comentario, porqué acentúas la palabra records, récord lleva acento porque es llana y acaba en d. Sin embargo, records sigue siendo llana y acaba en s. Sólo quería saber su opinión, un saludo. 

Un pregunta muy inteligente. De hecho, cuando he leído el comentario, mi primera reacción ha sido pensar: “¡Dios mio, menuda metedura de pata! ¡Y encima, en el título del post!”. Sin embargo, la entrada récord del DPD decía lo siguiente:

Su plural es récords. En español, tanto el singular como el plural deben escribirse con tilde. 

Intrigada por esta afirmación tan enigmática, corrí a averiguar que norma de acentuación se escondía detrás, y encontré lo siguiente:

Las palabras llanas llevan tilde cuando no terminan en -n, en -s o en vocal: clímax, hábil, tándem. También se acentúan cuando terminan en -s precedida de otra consonante: bíceps, cómics, fórceps; y cuando terminan en -y, pues esta letra se considera consonante a efectos de acentuación: póney, yóquey. 

Misterio resuelto.

¿Asesinos o drogadictos?

1 Abr

Jose (@Josepizan) me pide que hable de la etimología de la palabra asesino:

Josepizan: te insto a que cuentes en tu blog el origen de la palabra “asesino”. Cuando me enteré me pareció “muy interesante” 

Efectivamente, se trata de un vocablo con un origen muy curioso. Proviene del árabe hashissi o ḥaššāšīn, y de su plural, hashishiyyin, que significa adictos al cáñamo indio, es decir, al hachís.

La entrada de la Wikipedia para las palabras “asesinos” o “nizaríes”, explica que

Los nizaríes, a quienes sus enemigos llamaron hashshashiín (también Hashshashin, Hashishin, Hashashiyyin o Hashasheen), de la que procede el término asesinos, fueron una rama de la secta religiosa ismaelita de los musulmanes Shia en el Medio Oriente, activa entre los siglos VIII y XIII. Se hizo famosa a partir del siglo XI por su actividad estratégica de asesinatos selectivos contra dirigentes políticos o militares. 

Por otra parte, hay un error común que consiste en identificar como asesinatos todos los delitos que alguien comete por acabar con la vida de una persona. Sólo se puede considerar así si concurren una o varias de estas circunstancias: alevosía, ensañamiento o por una recompensa.

Sororal

16 Abr

Es muy normal referirse a una monja como hermana Juana o como sor Juana. Sin embargo yo, que he estado tantos años en un colegio religioso, me he enterado ahora de esto:


Sor: “Hermana. Usado más ante nombre propios de las religiosas”. 

 

De la misma raíz proviene el adjetivo sororal, “lo perteneciente o relativo a la hermana”, es decir, la versión femenina de fraternal. Y a todo esto, en inglés tienen el sustantivo sorority, cuya traducción sería sororidad, aunque la RAE no lo recoge. Sororidad, la hermandad entre mujeres, se usa en contraposición a fraternidad.
Hermandad y fraternidad, que se utilizan indistintamente para ambos sexos, comparten un significado similar. La diferencia es que la primera también es “la relación de parentesco entre hermanos”.

Y un soporte analógico

9 Abr

Álvarez me comentaba que su redactor jefe le corregía LP por elepé. Vamos a darle una parte de razón al amigo ya que, según la academia, lo más recomendable es escribir elepé (un sustantivo creado a partir de la lectura de la sigla) o bien el calco larga duración. Sin embargo, en segunda posición e igualmente correcta está la propia sigla LP. Lo que sí se debe evitar, por innecesaria, es la expresión inglesa long play.
Recordemos, eso sí, que es invariable en plural. A las siglas no se les añade una s final, ni siquiera con apóstrofo (LP’s).
Desde aquí una colleja* para los jefes intransigentes que se creen en posesión de la verdad.

*Colleja, que aparece en el DRAE, viene de la palabra cuello (nunca me lo había planteado).

Increíble pero cierto

17 Mar

He visto cosas que nunca creeríais… en el diccionario.

Primero descubrí que recogía la palabra asín y la no menos espeluznante almóndiga. Ambas son vulgarismos, una versión menos prestigiosa e impropia del habla culta.

Otra sorpresa me la llevé con descambiar. Para los académicos este verbo significa, de forma coloquial, “devolver una compra”. Y otra más, la expresión correcta es dar abasto y no dar a basto.

Me estoy dejando muchos en el tintero, pero no quiero abrumar a nadie. Así que, cuando nos recuperemos del shock, hablaremos de cederrones y deuvedés.

Nunca dejes para mañana…

27 Feb

El verbo procrastinar, que está tan de moda en ciertos círculos, esconde una pequeña sorpresa, ¡es transitivo! Bueno, ¿y que?, se preguntará alguno. Pues que se construye con complemento directo, como por ejemplo estoy procrastinando irme a la mierda, que es lo mismo que decir que estamos aplazando ese encantador viaje. En inglés, sin embargo to procrastinate es intransitivo. Pero, ¿lo estamos usando mal en castellano?
Para salir de dudas, les envié otro correo electrónico a mis amigos de la Real Academia, que a estas alturas deben de estar hasta el gorro de mis consultas.

 

Estimados señores:
Leo en el diccionario que el verbo procrastinar es transitivo. Esto significa que se construye con objeto directo, pero ¿es incorrecto utilizarlo como intransitivo? Por ejemplo, la oración llevo toda la mañana procrastinando (con el significado de aplazando mis obligaciones), ¿es incorrecta? Muchas gracias.

 

Tras unos días de amarga espera, he recibido una convincente respuesta (las negritas son mías):

El Diccionario académico recoge el verbo procrastinar como transitivo, con el significado de ‘diferir, aplazar’. El origen de este verbo es latino: procrastinare. De uso escaso en nuestro idioma, parece revitalizado, hoy día, por influjo del inglés (procrastinate).
En cuanto a su consulta concreta, no es necesario que un verbo transitivo vaya acompañado obligatoriamente de un complemento directo.
Se denomina “uso absoluto” al fenómeno por el cual un verbo normalmente transitivo aparece sin la presencia del complemento directo en la oración, porque este se da por consabido.
Por ejemplo:
Comí a las cinco — se sobrentiende que se come algo (Comí [algo] a las cinco)
Contesté a María — se sobrentiende que se contesta algo (Contesté [algo] a María)
En el lenguaje hablado, además, no es extraño elidir elementos que se consideran superfluos para la información requerida, o bien, con el fin de intensificar lo dicho o de dar expresividad al discurso.
En ese sentido, la frase que usted nos plantea entraría dentro de las premisas apuntadas:
Me paso el día procrastinando.
En cuanto a un supuesto uso intransitivo de este verbo, no poseemos documentación suficiente como para hacer un análisis fiable de la cuestión, y dado que no se trata de un uso perteneciente a la lengua general estándar, parece prematuro pronunciarse sobre ello, máxime teniendo en cuenta que, hoy por hoy, no está muy claro el significado intransitivo que dicho verbo presentaría.  

Podemos respirar tranquilos, parece que lo usamos más o menos bien. Sin embargo, quiero puntualizar un par de cosillas: la primera que, aunque me digan que no tienen documentación, conozco a mucha gente que hace un uso prácticamente intransitivo del verbo. Y otra, que no es un sinónimo de vaguear, como creen algunos, sino más bien de aplazar o diferir, al menos, mientras la academia no se pronuncie al respecto.

En seco

22 Feb

Hay expresiones que llevamos oyendo toda la vida y nos parecen tan normales que no reparamos en ellas. ¿Sabéis cual es la diferencia entre lavar y limpiar? Así, de pronto piensas ¡Si son lo mismo! Pero luego caes: limpiar es quitar la suciedad a algo, en general y lavar es limpiar algo con agua u otro líquido. Una contiene a la otra, pero no son intercambiables en todos los casos.
Entonces ves por la calle un cartel Lavado en seco. ¿Cómo que lavado en seco? ¡Eso no tiene sentido! Si se utiliza un líquido como va a ser en seco. En todo caso será lavado sin agua (si se usan otros líquidos) o limpieza en seco.

Lugares y gentes II: Alemania

20 Feb

Tras una primera aproximación a las dudas sobre topónimos y gentilicios, en esta ocasión quiero centrarme en Alemania, aprovechando que Eliana vuelve allí y me ha prometido retomar su estupendo blog.

Probablemente, la fuerte emigración hacia el país combinada con las dificultades propias del idioma alemán, han sido los responsables de la enorme cantidad de exónimos. De hecho, en esta lista de la Wikipedia, hay más exónimos alemanes que de ningún otro país, si exceptuamos los franceses.
Muchos de ellos sólo son pequeñas variaciones del original como Ausburgo por Ausburg y Dresde por Dresden. Otros ya están en desuso o anticuados, como Brema por Bremen, Hamelín por Hamelm o Luisburgo por Ludwigsburg. Pero a mi los que más me interesan son los que dan pie a confusiones.
Por ejemplo, Múnich, del original alemán München, lleva tilde para respetar las normas de acentuación. Su pronunciación, ¡ojo!, es tal y como se lee en castellano. Hay que evitar utilizar la pronunciación inglesa, que es algo así como “miunik” (que me perdone el que sepa algo de fonética).
En segundo lugar tenemos a Fráncfort, del alemán Frankfurt. Se trata de dos localidades diferentes: Fráncfort del Meno y Fráncfort del Oder. La academia recomienda usar estos topónimos tradicionales frente a la forma original, cada vez más frecuente. El gentilicio de ambas es francfortés.
Hannover, en castellano, pierde una ene y gana una tilde: Hanóver.
Otras que cambian totalemente son Colonia, que es allí Köln; Maguncia, el nombre castellano de Mainz y Aquisgrán, que para los teutones es Aachen y para los franceses Aix-la-Chapelle.

Por descontado

18 Feb

Ayer, mientras escuchaba el fútbol, caí en la cuenta de una expresión que los periodistas deportivos usan continuamente: los minutos o el tiempo de descuento. Convencida de que era incorrecto, le comenté a un amigo mi razonamiento. Básicamente, le dije, si cuando vas a un supermercado hacerte un descuento significa que te rebajan el precio, ¿por qué si descuentan minutos de partido lo que hacen es añadirlos? De hecho, la primera acepción de descontar parecía darme la razón: “Rebajar una cantidad al tiempo de pagar una cuenta, una factura, un pagaré, etc.”.
Pero, ¡oh, sorpresa!, resulta que me equivocaba. La segunda acepción de descuento es clara: “Período de tiempo que, por interrupción de un partido u otra competición deportiva, añade el árbitro al final reglamentario para compensar el tiempo perdido”. Periodistas deportivos 1 – Yo 0.
Supongo que, ante el uso generalizado, la academia ha acabado aceptando el nuevo significado. Digo yo. De todas formas, podrían variar un poco y utilizar otros giros, como tiempo añadido, minutos de prolongación o tiempo extra.

Actualización: un lector anónimo dice que “el tiempo de descuento es el tiempo que se le ha descontado al partido durante las interrupciones y por tanto se añade el tiempo descontado o de descuento“. Creo que tiene mucho sentido.

A %d blogueros les gusta esto: